DSC_0057.p

Noche encantada!!

Era poco más de media noche y el ritual se abría paso. Siguiendo la tradición celta, el conjuro era recitado mientras se elaboraba la queimada y nos alejaba de los malos espíritus.

Tras el rito y como una estampida, la vibración del contrabajo (Gonzalo Bordes) y el violín ( Marco Scalvini) se hicieron con el lugar transformándose en alegres melodías celtíberas. El dúo Infinitum nos hizo brincar y reír con libertad en un directo rebosante de vivacidad.

DSC_0005.p

Marco Scalvini

 

DSC_0007.p

Gonzalo Bordes

 

La música celta no es un fenómeno novedoso sino una fuerte corriente musical cada vez más implantada. La jam fue inaugurada por Rubén Diez ( flauta), John Conde (guitarra) y Fernanda Valdés junto a Rafa Álvarez ( acordeón).

Estos grandes artistas se daban encuentro por primera vez en el escenario de la Huerta Sonora, ofreciéndonos un gustoso repertorio de músicas tradicionales de esta época . Las armonías estaban plenas de sentimiento y delicadeza que nos seducían y nos hacían sobrevolar verdes acantilados con nuestra imaginación. Sus paisajes sonoros nos brindaron la oportunidad encontrarnos frente al mito, la magía y el encanto de los pueblos atlánticos que poblaron la tierra hace miles de años.

DSC_0061.p

Rubén Diez

 

DSC_0072.p

John Conde

 

DSC_0067.p

Fernanda Valdés

 

DSC_0070.p

Rafa Álvarez

 

IMG_1119 (1)

 

 

 

 

 

 

 

 

La Huerta quedó hechizada y sus gentes también.

Auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

 

Texto: Susana Cedrún 

Fotos: Raquel Antúnez 

 

 

Deja un comentario